Blog
Producto

La importancia de la vajilla

La vajilla, pieza esencial en el ‘relato’ de un chef

Cuando observamos el trabajo de un pintor, apreciamos la importancia que tienen para él todos los elementos relacionados con su arte. La misma importancia tiene el lienzo, los pinceles, las acuarelas o los óleos que elige. Lo mismo sucede con los chefs y, a veces, no nos damos cuenta.
Por descontado que la materia prima es esencial. La calidad de los ingredientes está por encima de todo, sin discusión alguna. Pero también lo está la idoneidad de las cacerolas o sartenes que emplea. Y, por supuesto, la vajilla que elige para emplatar sus recetas.
No hay que menospreciar ninguno de estos elementos. Y eso es lo que vamos a hacer en ese post. Otorgar a la vajilla el papel protagonista que se merece. Porque es protagonista, tanto para el chef, como para el restaurante donde se sirven, ya que es una de sus principales cartas de presentación.
Para un chef, una receta es su ‘relato’. Una idea que surge en su cabeza y que tiene que dar forma, no con palabras, sino con alimentos. Y la forma, estilo, y sutileza para emplatar esos alimentos viene dada, en gran medida por la vajilla que elija.
Desde Porvasal, conscientes de la importancia de una buena vajilla, se cuenta con la colaboración de diversos diseñadores que aportan nuevos aires a sus colecciones, como Ximo Roca, Santos Bregaña y el estudio G.
Bernal i Associats, entre otros. Asimismo, ha contado con la colaboración del restaurador estrella Michelín Bernd H. Knöller, del restaurante Riff, quien ha participado en el diseño de una de las series de su catálogo.
Tradicionalmente, estamos acostumbrados a que en la mayoría de restaurantes o establecimientos se utilicen platos blancos y redondos.
Esto tiene una sencilla explicación. Y es que, visualmente, al emplatar en una pieza redonda, el protagonismo del plato se lo lleva la comida, y no al revés. Y el color blanco está considerado como el más neutro para seguir esta misma línea de dar prioridad al contenido, y no al continente.

Sin embargo, la irrupción de los menús degustación ha marcado un claro cambio de tendencia y el diseño se ha abierto paso para que las vajillas obtengan ese merecido reconocimiento, por ser un elemento cada vez más esencial a la hora de servir una buena mesa.
La llegada de nuevas formas, estilismos, materiales, colores y acabados ha sido ‘arrolladora’ en el mejor de los sentidos y han hecho posible que los ‘relatos’ de los chefs tengan cada día una argumentación más acorde con sus recetas.

 

Los comentarios están cerrados.