Blog
Actualidad, Entrevistas

Marta, ganadora de Masterchef 6: Lo más importante que he aprendido es que un plato tiene que tener una historia detrás

Entrevistamos a Marta, la ganadora de MasterChef 6, quien nos cuenta que su paso por el programa ha sido una inyección de moral. “Es imposible no confiar en ti después de MasterChef“, apunta. Marta se considera una persona muy exigente consigo misma y haber ganado MasterChef le ha demostrado que lo suyo por la cocina podía ser algo más que una pasión. Durante la entrevista nos cuenta que considera el emplatado “tan importante como el sabor” de una receta y nos confiesa cuál ha sido el momento que guarda con mayor cariño de su paso por el talent show gastronómico.

Si echas la vista atrás y recuerdas aquel momento en el que te apuntaste al casting de MasterChef… ¿Qué sientes? ¿Pensabas que podrías lograrlo?

La verdad es que echando la vista atrás no me puedo creer dónde he llegado. Ahora es cuando me estoy dando cuenta de todo lo que he conseguido. Recuerdo perfectamente el día en el cual decidí presentarme al casting. Estaba en la universidad acabando la carrera y quería hacer un máster y me gustaba la cocina. Estaba con mi mejor amiga mirando los másteres, en mi caso estaba interesada en el  Basque Culinary Center,  y justo era el casting, así que me tiré a la piscina. Me dije ¿por qué no? A veces hay que tomar riesgos. Recuerdo que cuando llegué al casting con tantísima gente y me dieron la cuchara no me lo podía creer. Hasta ahora ha sido un conjunto de sorpresas para mí. Está haciendo que crea cada vez más en mí y al final es imposible no creer en ti después de MasterChef. Soy muy exigente, y a veces hasta me paso. De hecho,  siempre me lo han dicho los jueces. A nivel culinario me ha enseñado una barbaridad pero a nivel personal ha sido una inyección de confianza. Ahora creo que me puedo comer el mundo.

Culinariamente, ¿qué es lo más importante que has aprendido en MasterChef? ¿Qué premisa o técnica?

Cuando cocinaba en mi casa simplemente me fijaba en que el plato estuviese rico y que fuera saludable. En MasterChef nos han enseñado a que el plato tiene que tener sentido, una coherencia. Lo más importante que he aprendido es que un plato tiene que tener una historia detrás y nos han dado varios “tips” para que un plato sea completo, como que tenga una parte aérea, una cremosa y otra crujiente.

Marta, cocinando en la final de MasterChef 6

¿Cómo definirías tu cocina?

Creo que es una cocina con una nueva dimensión. Me explico: Quiero que sea una cocina vanguardista pero que sea saludable. Tengo muy presente que sea saludable y es una máxima que he tenido presente en MasterChef y por eso elegí en mi menú de la final emplear la dieta mediterránea. Con productos saludables se pueden hacer platos muy ricos y es algo que quiero demostrar con mi cocina.

Respecto al emplatado, ¿cómo consideras que ha sido tu evolución desde el primer programa y hasta la final? ¿Ha cambiado?

Es verdad que para mí el emplatado es fundamental. Ya condiciona hasta el sabor de tu plato. Cuando delante de ti tienes una receta muy bien presentada en una vajilla muy bonita, algo que es muy importante, y que te permite ser creativa, ya vas a estar predispuesto a que el plato te guste. Me parece tan importante como el sabor de un plato. Dicho esto, yo en MasterChef no solo estudiaba recetas sino también me fijaba mucho en los emplatados porque sabía que era algo que tenía que mejorar y creo que lo he logrado. En un programa como MasterChef es muy importante porque el espectador no puede probar tu plato y es entonces cuando ve la importancia del emplatado, para que llegue a cada casa.

¿Dejas un margen a la improvisación o piensas muy bien cómo realizarlo desde el inicio?

En general me gusta ir imaginando mientras cocino cómo voy a ir emplatando.Según me van saliendo los colores y texturas que me salen voy pensando. De hecho en MasterChef, y esto es una curiosidad que quiero compartir, cuando nos decían el tiempo que teníamos para cocinar yo siempre me reservaba unos minutos para emplatar. Siempre cocinaba pensando que tenía menos tiempo del que me decían, hacía una estimación que tenía en la cabeza e intentaba cumplir.

Marta y Ketty en la final

¿Qué reto te marcas a corto plazo y cuál en un futuro?

A corto plazo MasterChef me está brindando muchas oportunidades y quiero ser una muy buena alumna del Baque Culinary Center, aprovechando el máster que me ha regalado el programa para agradecérmelo a mi misma y a ellos. Además estoy muy contenta porque voy a estar en el restaurante de MasterChef la semana que viene con uno de mis platos en carta y quiero que la gente se acerque y lo pruebe. También, se va a publicar el libro de recetas de MasterChef, con mis recetas, de Ketty y de los jueces, y es otro reto que quiero que salga muy bien. A largo plazo quiero abrir un catering  de cocina saludable y hacer talleres en los que enseñar cocina y nutrición al mismo tiempo. Lo que cocinamos y el por qué lo cocinamos, qué nos va a aportar.

Tras la experiencia, ¿qué momento guardas con más cariño? Si cierras los ojos, ¿qué imagen te viene a la mente?

Si cierro los ojos la imagen que me llevo de MasterChef es cuando conseguí ser finalista, no ganadora, porque en la semifinal vi tan cerca la posibilidad de irme… Ese momento en el que me dijeron que me salvaban y cuando subí al balcón y recibí el abrazo de Oxana, de Ketty y de Toni… creo que siempre lo recordaré, ha sido el abrazo más bonito y que más he necesitado en MasterChef.

Los comentarios están cerrados.