Blog
Actualidad

“Un plato es el equivalente al marco en una obra de arte”

Fotograma del proyecto
 

La fotógrafa Sara Buzón se ha puesto al frente de un proyecto de vídeo con el que documentará las singularidades de la cocina regional en España. Ha empezado por Galicia, y no cabe más que celebrar su iniciativa: nuestra riqueza gastronómica bien merece todos los proyectos que se le quieran consagrar. En la extensa entrevista que sigue será la propia Sara Buzón quien desgrane con meticulosidad los detalles de su vistosa propuesta.

¿Cuál es el propósito de vuestro nuevo proyecto audiovisual? ¿Qué objetivos perseguís?

La idea es ampliar nuestros recursos narrativos. Necesitábamos una red social donde poder contextualizar y crear imágenes más amplias del entorno, del restaurante, la ciudad donde está ubicado, etc. y creemos que el vídeo es el formato perfecto para ello.

¿Cuáles serán las siguientes paradas? ¿En qué ciudades/regiones tenéis previsto ganar?

Estos días aprovecharemos nuestra visita (por trabajo) a Barcelona para grabar y fotografiar algunos espacios y restaurantes de la ciudad. Otros destinos que tenemos en mente son Cádiz (donde nací) , Cáceres, Oporto y algunas sorpresa dentro de Madrid.

Decís que queréis ampliar las experiencias gastronómicas que ya os vais encontrando gracias a vuestra profesiones. Cuéntame, ¿qué lugares de España os han sorprendido más a nivel gastronómico?

Pienso que España es espectacular a nivel gastronómico vayas donde vayas. Cada ciudad tiene sus tradiciones gastronómicas, algo importantísimo para identificar gran parte del carácter e idiosincrasia de su gente. Vas a León y te encuentras con esa Sopa de Ajo Leonés maravillosa, perfectísima para las noches de frío en el Barrio Húmedo, en cambio, una sopa de ajo, casi con los mismos ingredientes, en la zona de Sanlúcar, Jerez o Trebujena, se convierte en un plato totalmente diferente al primero, siendo ambos representación del clima, de la economía y sobre todo de su gente.

Sara Buzón

Luego tenemos ciudades como Madrid que gracias a la cantidad de personas de diferente nacionalidad que conviven, son una fuente inagotable de inspiración y fusión. Existe la necesidad de sorprender, mejorar en sabores, calidad, creatividad… y eso para alguien de nuestra profesión o para unas foodies enamoradas del buen comer como nosotras, solo puede traer cositas buenas. Podría estar hablando sobre este tema horas.

¿Utilizais algún truco para transmitir –o representar– un determinado sabor a través de las fotos o el vídeo?

Siempre digo que hay dos tipos de fotografías de alimentos, las primeras donde valoramos el aspecto estético, la belleza del plato y, es fundamental, dando por hecho el buen manejo de la luz, el uso de recursos compositivos y expresivos. Jugar con diferentes ángulos, incluso llegar a la abstracción buscando un motivo bello, suele dar bastante buen resultado. Es una fotografía más usada para editorial y publicidad. El segundo, es la fotografía apetecible, la antojadiza, una que te haga salivar solo con pensarlo, aquí lo mejor es apelar siempre a nuestra memoria. Nuestro cerebro relaciona perfectamente las texturas, colores y formas con sabores y olores. Si conseguimos este efecto tendremos una fotografía perfecta para RRSS.

La gastronomía hoy es más estética que nunca, y las redes sociales han potenciado esta tendencia, ¿os están saliendo más clientes gracias a esta tendencia? Y por otro lado, ¿tenéis mucha competencia en la fotografía gastronómica?

Internet y las RRSS son una plataforma extraordinaria, tienen un potencial brutal y cada vez somos más consciente de ello. Gran parte de nuestro trabajo consiste en crear contenido visual para otras marcas o empresas que quieren cuidar su imagen y ser más competitivas en el mercado. Muchas de ellas nos encuentran gracias a nuestras propias redes sociales como instagram donde precisamente la fotografía gastronómica es uno de los temas fuertes.

Creo que esta necesidad ha abierto la puerta a un campo de la fotografía que no estaba tan explotado y cada vez más fotógrafos se interesan por él. Esto es algo muy positivo, lejos de temer a la competencia, nos permite aprender unos de otros, crecer y avanzar.

Para ti, como fotógrafa, ¿qué papel juega el emplatado de una receta? ¿Buscas emplatados bonitos para que las fotografías sean más sugerentes?

Un plato es el equivalente al marco en una obra de arte. Ni te imaginas cómo potencia un plato bonito los alimentos y a la vez, cómo ayuda al diseño del emplatado. Obviamente, si la comida entra por los ojos, un plato bonito, atractivo, con color, bien presentado donde se note intención y cariño, claramente es más apetecible que otro que presentemos de cualquier manera y en cualquier sitio.

Concretamente, ¿cómo te gustan los emplatados?

Es interesante que preguntes esto porque el estilo del emplatado que usemos va a ir muy condicionado por el estilo y características del restaurante y de la comida que sirvamos en él. Si hablamos de mis gustos personales, admito que tengo tendencia hacia los platos elegantes pero sencillos, me gusta potenciar el producto, que se sienta el protagonista absoluto, sus colores y texturas… ¡Me pierden las texturas!

, ,

Los comentarios están cerrados.