Blog
Actualidad

Entrevista a Aleix, ganador de MasterChef 7

Entrevistamos a Aleix, el flamante ganador de la última edición de MasterChef, talent culinario del que Porvasal es colaborador. Define sus emplatados como «minimalistas y coloridos» y asegura que deja siempre un pequeño margen para la improvisación.

¿Cómo has cambiado tras tu paso por MasterChef tanto personalmente como gastronómicamente hablando?

Tras ganar ‘MasterChef 7’ salgo siendo una persona mucho más ordenada, sabiendo lo que quiero hacer en la vida y poniendo el foco en las cosas que de verdad importan. Gastronómicamente, con muchos más conocimientos y con las pilas cargadísimas.

 ¿Con qué enseñanza o experiencia te quedas?

Me quedo con todas las enseñanzas culinarias, con la experiencia de cómo se trabaja en una cocina profesional y toda la presión que se genera en una cocina y que terminas dominando.

 ¿Cuál fue el momento para ti más amargo y el más bonito?

El momento más amargo fue quizás cuando Josecho tuvo que abandonar la competición por una lesión. Y, sin duda, el más bonito fue cuando Pepe Rodríguez dijo que yo era el ganador de la séptima edición de ‘MasterChef’.

Hablando del emplatado, ¿cómo definirías tu estilo?

Mis emplatados son minimalistas y coloridos.

¿Dejas margen para la improvisación a la hora de emplatar o visualizas mentalmente una presentación que luego materializas?

Con sinceridad, siempre tengo el plato en la cabeza, pero algo de última hora siempre cae.

 Para ti, ¿cuál es la clave para un emplatado perfecto?

La clave para un emplatado perfecto es que, antes de que el comensal los pruebe, ya se le haga la boca agua con solo mirarlo. Antes se come por los ojos que por la boca.

Los comentarios están cerrados.